Beneficios y recomendaciones de la sauna

La sauna es un baño especializado, que mediante vapor a altas temperaturas trae consigo múltiples beneficios para el cuerpo humano, todos ellos de belleza y salud gracias a las altas temperaturas y grandes efectos que trae el vapor consigo.

9 may 2014 en Wellness - Lectura: min.

albercas
La sauna es un baño especializado, que mediante vapor a altas temperaturas trae consigo múltiples beneficios para el cuerpo humano, dichas temperaturas oscilan entre los 45 y 70°C, lo cual irremediablemente permite que los poros de la piel se abran, logrando así un proceso en el que mediante el sudor haya una liberación de diferentes sustancias principalmente toxinas, endorfinas y metales. Dicha liberación se traduce en salud y belleza para quienes tienen la oportunidad de gozar de este exquisito placer.

Si aun no has probado los encantos de la sauna, entonces aquí te damos algunas recomendaciones para que puedas disfrutar de él al 100%:

  • Antes que otra cosa tenemos que decirte que es un lugar en el cual deberás entrar con tu bikini o traje de baño, mientras más descubierto se encuentre tu cuerpo es mucho más cómodo para ti, debido a que sudarás, y mucho. 
  • Sabiendo lo anterior te recomendamos que antes de entrar te laves el cuerpo, puesto que es mucho más fácil el proceso de sudoración y apertura de poros, si quieres que funcione aún mejor entonces intenta entrar a la sauna con la piel mojada o húmeda.
  • Una vez realizado lo anterior, te aconsejamos a que por seguridad tuya e higiene, te lleves una pequeña toalla para sentarte, sobre todo si en la sauna es pública o entra mucha gente.
  • Después de haber ingresado por primera vez, te recomendamos salir cada 15 minutos unas 2 o 3 veces y duchar tu cuerpo con agua de fría a tibia, según tu cuerpo lo soporte, esto te ayudará a respirar y regular tu presión.

Y ahora te estarás preguntando qué de bueno tendrá todo lo anterior… Pues a continuación te enlistamos la gran cantidad de beneficios que tiene este maravilloso tratamiento:

  • Mediante la sudoración y la apertura de poros, se logra hidratar la piel al máximo, limpiándola en cierta forma, sacando toda la grasa y suciedad acumulada en el interior por el día a día.
  • Con este tipo de calor húmedo, la circulación se ve beneficiada y por consiguiente el aspecto de la piel y el cuerpo también, esto además es un punto positivo pues acelera en cierta forma el metabolismo. 
  • A través de la sauna se liberan sustancias como la nicotina y el alcohol, así que ya lo sabes, también le das una manita a tu cuerpo para sacar los vicios.
  • Se liberan endorfinas, lo cual beneficia para tener un mejor estado de ánimo y por consiguiente te podrás olvidar un poco del estrés. 
  • La mayoría de las saunas ponen eucalipto o hierbas que ayuden a la respiración durante el tiempo que se está allí dentro, pero también trayendo como beneficio una limpieza de vías respiratorias, ya que el calor en conjunto con este aroma, ayudan a abrir los bronquios. 
  • Finalmente, gracias a que ayuda a un correcto funcionamiento de órganos del cuerpo, la sauna ayuda a incrementar las defensas del mismo, por tanto ayuda a que nos enfermemos menos.

Como podrás ver sobran las razones para tener gozar de este gran cúmulo de beneficios para la salud y la belleza, sin embargo recuerda que todo de forma moderada es mucho mejor, por ello te recomendamos que como máximo recurras a ella, unas 3 veces por semana; de esta forma además de disfrutarlo, verás reflejadas las ventajas que trae consigo. 

Deja tu comentario

Comentarios (2)

Te puede interesar...